9 de febrero de 2009

Análisis de los últimos procesos electorales en Bolivia

Por: Omar Quiroga Antelo

El día de ayer domingo 8 de febrero, la Corte Nacional Electoral publicó oficialmente a través de medios de prensa, los resultados del referéndum constituyente para la aprobación de la NCPE y del dirimitorio por tierras.

En base a estos resultados y los que se consiguieran en el referéndum revocatorio del 10 de agosto de 2008, me he permitido realizar este breve análisis de dichos resultados.

En el referéndum del 2008, el presidente Evo Morales recibe el respaldo popular de más de 2/3 de quienes fueron a las urnas. Para ser precisos, ha conseguido un 67,41% de apoyo (2´103.872 votos en todo el país) de un total de 4´047.706 personas habilitadas para votar y una participación del 83,28%.

Los resultados con relación al apoyo al presidente en cada uno de los departamentos en dicha consulta, tuvo un comportamiento diferente. Según datos de la Corte Nacional Electoral, los datos son:

Departamentos en los que gana Evo Morales con un apoyo masivo:
Potosí (185.317 votos y 84,87%), La Paz (885.028 votos y 83,27%), Oruro (141.161 votos y 82,99%) y Cochabamba (402.681 votos y 70,90%).

Departamentos donde obtuvo una victoria más ajustada:
Chuquisaca (92.616 votos y 53,88%) y Pando (13.753 votos y 52,50%) pero no por eso menos importante.

Departamentos donde no sobrepasó la línea del 50% más uno de los votos:
Tarija (66.645 votos y 49,83%), Beni (43.146 votos y 43,72%) y Santa Cruz (273.525 votos y 40,75%).

Si analizamos los datos de la elección presidencial del 2005 tanto en Pando, Beni, Santa Cruz y Tarija, el incremento de la votación en el referéndum 2008 ha sido espectacular. Por ejemplo Pando creció de 4.255 votos a 13.753, es decir, un 223% más. En el Beni subió de 16.937 votos a 43.146, significando 155% de incremento. En Santa Cruz se obtuvieron 207.785 votos en el 2005 y 273.525 votos en el revocatorio significando un incremento de 65.740 votos y 31,6%. En Tarija el incremento fue de 43.019 votos a 66.645 votos, es decir un 55% más con relación al año 2005.

Entonces, Evo Morales obtiene una aprobación en 6 de los 9 departamentos y en los únicos tres departamentos en los que no logró sobrepasar el 50% más uno, según la fórmula de la ley del revocatorio, solamente en Beni y Santa Cruz se sobrepasó la barrera del 53,774% de rechazo.

Ahora veamos el comportamiento del voto del referéndum constituyente y dirimitorio de 2009, que de alguna manera podría compararse con un apoyo implícito al presidente de la república:

La aprobación de la NCPE consiguió un respaldo del 61,43% de votos a nivel nacional (2´064.417 votos de un padrón electoral saneado y que se redujo a 3`891.316 personas habilitadas para votar), con una participación del 90,26%. Si bien ha disminuido el caudal electoral con relación al apoyo recibido en el referéndum revocatorio, ha aumentado en relación porcentual respecto al total de personas habilitadas de 51,97% a 53,05%. Sin embargo, respecto al total de votos emitidos, el porcentaje de apoyo al presidente y a la NCPE disminuye de 62,41% a 58,79%.

Ahora bien, comparando con los resultados del revocatorio, en los Departamentos en los que gana la aprobación de la NCPE tenemos la siguiente relación:

Potosí (subió de 185.317 a 190.517 votos y 80,07%), La Paz (subió de 885.028 a 886.097 votos y 78,12%), Oruro (bajó de 141.161 a 128.911 votos y 73,68%), Cochabamba (bajó de 402.681 a 401.837 votos y 64,91%) y Chuquisaca (bajó levemente de 92.616 a 92.069 votos y 51,54%).

Departamentos donde no sobrepasó la línea del 50% más uno de los votos:
Tarija (bajó de 66.645 a 63.754 votos y 43,34%), Pando (bajó de 13.753 a 10.403 votos y 40,96%). Santa Cruz (bajó de 273.525 a 256.578 votos y 34,75%) y Beni (bajó de 43.146 a 34.251 votos y 32,67%).

Analizando los datos, en 7 de los 9 departamentos ha decrecido la votación con relación al referéndum 2008. La excepción es La Paz y Potosí. Estos datos deben servir de una llamada de atención a la gente del gobierno, para emprender acciones tendientes a mejorar la imagen del propio gobierno y del presidente, sin olvidar, claro está, que en la campaña se hizo un uso despiadado de la imagen de Dios, el tema de la corrupción y de una sarta de mentiras muy bien maquinadas en los medios de comunicación afines a los grupos de poder, que menguaron el apoyo a la NCPE.

Sin embargo, es paradójico que en todos los departamentos se haya recibido un apoyo significativo a las 5 mil hectáreas como máxima superficie de la propiedad agraria. Se tienen respaldos desde un mínimo de 65,91% en Santa Cruz, hasta un máximo de 86,66% en Potosí. La Paz, Cochabamba, Oruro y Potosí, superaron la barrera del 80% y Chuquisaca estuvo muy cerca con el 79,62%, Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija oscilaron entre el 65% y el 70%. También son datos que implican una llamada de atención sobretodo a los latifundistas del oriente.

Santa Cruz de la Sierra, 9 de febrero de 2009.